¿Por qué las eléctricas ganan menos este año si el precio de la luz es un 50% más caro?

Sábado, 11 Noviembre 2017 12:54

Por raro que parezca, a las grandes eléctricas no les está viniendo bien tener un precio de la luz casi un 50% más alto este año que el año pasado. Las cuentas presentadas esta misma semana por Iberdrola, Endesa y Gas Naturaldemuestran que precisamente el elevado coste mayorista de la electricidad es uno de los lastres para sus beneficios. El panorama es diametralmente opuesto al que se vivía el año pasado, cuando un precio de 'pool' más bajo les granjeó un beneficio mucho más elevado.

¿Por qué se da este fenómeno contraintuitivo? Fundamentalmente porque lo que ganan cobrando de más por su actividad de generación de electricidad lo pierden en su negocio como comercializadoras de venta de electricidad al cliente final. No obstante, la afectación de esta casuística impacta de forma diferente a cada una de las compañías.

En el caso de Endesa, se trata de un problema de su estructura como empresa: tiene más comercialización que generación. Es decir, todas sus centrales de producción no son capaces de abastecer a todos sus usuarios. Esto quiere decir que Endesa necesita ir al mercado a comprar electricidad a otro proveedor de la competencia. Por eso, la empresa acusa en sus cuentas la subida de precios del 48% en 2017.

¿Quiere decir que Endesa tuvo que asumir toda esa subida del precio de la luz? No. Como sucede en otros mercados, las compañías pueden hacer sus coberturas, igual que hacen las aerolíneas con el combustible para sus aviones. El mercado mayorista es mucho más volátil que otros índices de referencia. Todas las eléctricas contratan a un precio que negocian con un tercero. Si la luz sube, gana la eléctrica; si baja, gana el que presta la cobertura. Pero siendo esto así, la subida de este año es tan acusada que ninguna se ha podido cubrir al 100%. Fuentes del mercado aseguran que este fenómeno afecta más a Endesa que al resto, que se suele cubrir menos.

Iberdrola también gana menos en su negocio de generación y clientes en España este año que el año pasado. De hecho, es su peor resultado en la década presente. No obstante, los matices son diferentes a los de Endesa. La firma presidida por Ignacio Sánchez Galán, tiene más potencia de generación que clientes, con lo que de manera habitual no está muy expuesta al precio del mercado. Sin embargo, su problema ha sido la sequía, dado su amplio parque hidroeléctrico.

Esto ha provocado que genere mucha menos electricidad este año que otros años con esta tecnología (-400 millones de euros de ebitda). Esto quiere decir que además de ganar menos en generación, tiene que cubrir su demanda con otras fuentes cuyo coste de operación es más caro, como los ciclos combinados de gas o bien ir al mercado a por la parte que le falta.

La situación de Gas Natural Fenosa está a caballo entre la de Iberdrola y la de Endesa. Sufre la menor hidraulicidad por la sequía este año más que Endesa pero menos que Iberdrola y está castigada por el efecto decalaje de generación a comercialización en 2017. La empresa cifra estos dos problemas en 110 millones menos que en 2016, respectivamente, en términos de ebitda.

¿Entonces quién aprovecha la subida de la luz?

Aquí se da una segunda paradoja. En principio, ganan las empresas que sólo se dedican a la generación. Aquí estarían todos los ciclos que han producido electricidad y no son propiedad de las grandes eléctricas españolas, como BP, Cepsa, GDF Suez o Engie. Aunque estos son minoría dentro del total de la generación en España.

También estarían las energías renovables. De hecho, compañías como Acciona y Saeta Yield reflejan en sus resultados sus mejores números gracias al "mejor nivel de precios mayoristas". No obstante, la mayoría de los activos renovables en España de estas dos empresas están bajo el régimen específico de primas del Estado. Esto quiere decir que cobran en base a la inversión que supuso sus plantas y no a la electricidad producida. Esto ha beneficiado este año a la compañía de José Manuel Entrecanales, que con una producción un 10% menor en España ha logrado un ebitda un 14% mayor "gracias a los mayores ingresos regulados", sostiene la compañía.

Central de ciclo combinado en Vizcaya.
Central de ciclo combinado en Vizcaya.

Sin embargo, cobrar por la inversión en lugar de por la energía producida tiene su reverso. Esto provoca que todas las plantas bajo régimen específico no aprovechen la subida de precios. Significa que las bandas regulatorias les obligan a devolver al sistema todo aquello que exceda de lo que tienen preestablecido. Al igual que los bajos precios de 2016 le llevaron a cobrar más que lo que daba el mercado en las liquidaciones mensuales que gestiona la CNMC.

Así, parte de los ingresos de más por el alto precio del 'pool' este año regresarán al sistema eléctrico, que falta le hace, dada la abultada deuda que seguimos y seguiremos pagando todos los consumidores.

Visto 9 veces