Canarias 2026: 800 millones de euros para la transición, más de 100 comunidades energéticas

Por abarrios

El Ministerio para la Transición Ecológica anunció ayer la denominada Estrategia Sostenible en las Islas Canarias, que está dotada con casi 467 millones de euros y que estima atraerá inversión privada por valor de otros 350. Según el Ejecutivo, Canarias duplicará su potencia renovable, multiplicará por diez la penetración del autoconsumo y dispondrá de 1.150 nuevos puntos de recarga públicos, convirtiéndose en un territorio 100% habilitado para la movilidad eléctrica.

Canarias 2026: 800 millones de euros para la transición, más de 100 comunidades energéticas
Teresa Ribera y Ángel Victor Torres

Teresa Ribera, vicepresidenta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, presentó ayer junto al presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, la Estrategia de Energía Sostenible en las Islas Canarias. Dotada con casi 467 millones de euros procedentes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), la Estrategia pretende «acelerar el cambio a un modelo energético basado en la eficiencia, el uso de las renovables y la movilidad sostenible, complementado con la introducción de nuevas tecnologías, como el almacenamiento o el hidrógeno renovable, durante los próximos cuatro años». Con una inversión total superior a los 800 millones entre fondos públicos y privados, la Estrategia -explica el Ministerio- permitirá que las islas dupliquen su potencia renovable -el autoconsumo se multiplicará por diez-, y se conviertan en un territorio 100% habilitado para la movilidad eléctrica.

Teresa Ribera, vicepresidenta tercera del Gobierno de España: “la Estrategia que hoy presentamos es un paso más para impulsar la transición energética en unos territorios con características particulares y retos añadidos, un plan integral, con visión social, que permitirá acelerar el proceso de descarbonización en las islas”

La Estrategia, que abarca hasta 2026, ha sido diseñada por el Gobierno canario, con aportaciones del Ministerio, y está sujeta a un calendario de cumplimiento de los hitos y objetivos previstos, a la existencia de proyectos y a una adecuada ejecución de los mismos. Se deriva del Plan Islas, incluido en el Componente 7, inversión 2, del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que asigna 700 millones para acelerar la descarbonización en las Canarias y en las Baleares. Canarias, por su población (casi 2,2 millones de habitantes) y su condición geográfica, recibirá dos tercios, unos 467 millones. El 80% de los fondos los gestionará el Ejecutivo canario, mientras que el resto estará a cargo del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Adicionalmente, el Ministerio, para fomentar la participación pública local, ha lanzado una Manifestación de Interés en Canarias para proyectos innovadores, nuevas empresas o modelos de negocio asociados a la energía.

La Estrategia se enfoca en varios ámbitos de actuación
1. la autosuficiencia energética de las administraciones públicas,

2. el autoconsumo compartido y las comunidades energéticas,

3. el sector industrial,

4. repotenciación de instalaciones de renovables,

5. la movilidad sostenible,

6. impulso de proyectos verdes y singulares y

7. la dinamización de la transición energética, divulgación y formación.

En el campo de las renovables, los 359 MW adicionales, «que se instalarán -dice el Ministerio- con elevada atención social, ambiental y de los sectores económicos», permitirán alcanzar el 10% del objetivo planteado por el Plan de Transición Energética de Canarias para 2030 (PTECan).

El autoconsumo recibirá un fuerte impulso, multiplicando por 10 la potencia actual, hasta los 264 MW, y superando el 50% del objetivo previsto para 2030. También se renovarán las instalaciones existentes, que superan los 25 años de antigüedad, y todos los proyectos deberán conllevar mejoras ambientales en el entorno, como la recuperación de hábitats y de especies.

En movilidad eléctrica, se prevé la instalación de 1.150 nuevos puntos de recarga públicos para vehículos eléctricos, lo que supone cuadruplicar la cifra actual y llegar al 16% del objetivo previsto para 2030. Gracias a ello, las islas se convertirán en un territorio 100% habilitado para la movilidad eléctrica.

En línea con el compromiso del Gobierno con la participación ciudadana y la innovación, se prevé abordar más de 400 proyectos de administraciones públicas y más de 100 comunidades energéticas, al tiempo que se estimularán start-ups y nuevas empresas, con posibilidad de que el IDAE invierta como socio.

Proyectos innovadores
El uso generalizado de las renovables como medio para descarbonizar la economía conlleva la necesidad de promover la investigación y desarrollo (I+D). En este contexto, el Ministerio acaba de abrir a participación pública una Manifestación de Interés exclusiva para Canarias, disponible aquí, con el objetivo de recibir propuestas de proyectos singulares y experiencias piloto, que tengan una componente de I+D+i y estén relacionados con tecnologías energéticas innovadoras (almacenamiento, hidrógeno renovable, geotermia o energías renovables marinas) y nuevos modelos de negocio, incluyendo también las comunidades energéticas.

La Manifestación está asociada a una partida de 25 millones para proyectos que proponga la ciudadanía, empresas o administraciones, y para inversiones en start-ups (empresas jóvenes), financiación empresarial o inversión en capital social de nuevas iniciativas. El plazo para presentar proyectos comenzó ayer y se mantendrá abierto durante dos meses. La información recopilada permitirá definir las bases de las futuras convocatorias de ayudas y determinar a qué proyectos pueden dirigirse. Según la ministra Ribera, «la Manifestación de Interés tiene como objetivo sacar a la luz las iniciativas de innovación y punteras que haya en el territorio, que ya cuenta con grandes centros de innovación, como la Plataforma Oceánica de Canarias”.

El Gobierno canario detalla las siete líneas de trabajo
1. Administraciones y ciudadanía
Al primer programa -autosuficiencia energética de las administraciones públicas e impulso del autoconsumo local- se destinarán hasta 116 millones de euros. Su objetivo es el despliegue de renovables en los edificios e infraestructuras públicas y que el ahorro derivado para las arcas públicas revierta en las ayudas para placas fotovoltaicas en los hogares de la ciudadanía, generando un efecto multiplicador importante en esta línea. Gobierno y Comunidad prevén que las inversiones movilizadas permitan la instalación de unos 95 megavatios (MW) de potencia renovable de autoconsumo, lo cual supondría casi cuadruplicar la cifra actual de potencia instalada en esta modalidad (25 MW).

2. Autoconsumo compartido y comunidades energéticas
El segundo programa, dotado con 93 millones de euros, servirá para promover la expansión de las renovables en diferentes sectores económicos e implicará a la ciudadanía a través del apoyo del autoconsumo compartido, con especial atención al desarrollo de comunidades energéticas asociadas al ámbito residencial. Se estima que este paquete de inversiones permitirá la instalación de unos 93 MW de potencia renovable en la modalidad de autoconsumo fotovoltaico compartido y el apoyo a más de 100 actuaciones en las Islas.

3. Industria
El tercer programa, que también contará con 93 millones de euros, se destinará íntegramente al sector industrial de Canarias, potenciando especialmente acciones de ahorro energético, reducción de emisiones y sostenibilidad en los grandes polígonos de las Islas. Este hito contribuirá a acometer la primera fase de descarbonización prevista en los polígonos industriales del Archipiélago, cuyo objetivo estimado de potencia de renovables es de 352 MW.

4. Repotenciación y nuevas infraestructuras… y renaturalización
La cuarta línea de financiación, dotada con 70 millones de euros, estará focalizada en la repotenciación de instalaciones de renovables ya existentes en las Islas y nuevas infraestructuras, todo ello acompañado de un importante paquete de medidas y requisitos de renaturalización del entorno. Este apartado tiene que ver con la limitación territorial de las Islas para la ubicación de estas infraestructuras y su elevada proporción de espacio protegido. Las actuaciones permitirán impulsar más de 125 MW de generación, 100 MW de almacenamiento, la renovación total del parque de renovables que actualmente supera los 25 años de antigüedad y la recuperación ambiental de unas 30 hectáreas de espacios cercanos a este tipo de parques en toda Canarias.

5. Vehículo eléctrico
La movilidad integral sostenible contará con un apartado específico, dotado con más de 35 millones de euros, y abarcará actuaciones encaminadas al despliegue del vehículo eléctrico en diferentes sectores como el del taxi autónomo, la implementación de la red de puntos de recarga pública, la incorporación de infraestructuras de recarga rápida en estaciones de servicio o la instalación de marquesinas fotovoltaicas en superficies antropizadas con puntos de recarga. Se estima que se pueda incrementar en el 80% el número de este tipo de coches en las Islas y que se alcance la instalación de más de 5.000 puntos de recarga (de los cuales más de 1.150 serán de uso público).

6. Experiencias piloto con componente importante de I+D+i
El sexto programa permitirá el impulso de proyectos verdes singulares, a través de una inversión específica de más de 46 millones de euros. Estas iniciativas o experiencias piloto, relacionadas con el ámbito energético, deben tener una componente importante de I+D+i que esté relacionada con tecnologías innovadoras como el hidrógeno verde, la geotermia o la eólica marina.

7. Sensibilización ciudadana
El último programa, el séptimo, que contará con 11 millones de euros, se centrará en actuaciones de divulgación y formación para la ciudadanía, instituciones, organizaciones sociales y empresas sobre la transición energética en las Islas y la lucha contra los efectos del cambio climático, siguiendo el modelo de las Oficinas Verdes de Canarias.

El archipiélago supera los 500 millones de euros
Los 467 millones de euros de la Estrategia vienen a complementar los 54 que ya ha percibido Canarias dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en materia de energía. Concretamente, se ha beneficiado de 18 millones del Programa Moves III (Movilidad Eficiente y Sostenible) y 4,7 millones del Moves II, para el fomento de la movilidad eléctrica; 23 millones del programa de incentivos al autoconsumo, almacenamiento y climatización con energías renovables; 4,5 millones para renovables térmicas y 3,3 millones para eficiencia energética en municipios de Reto Demográfico (programas DUS 5.000 -Desarrollo Urbano Sostenible, ayuda a proyectos singulares locales de energía limpia en municipios de reto demográfico- y PREE 5.000, programa para la rehabilitación energética en edificios existentes en municipios de reto demográfico).

A estas cuantías se suman las ayudas procedentes de los fondos europeos Feder, como los 20 millones para infraestructuras de energía solar y los 140 millones de eólicas (programas SolCan EolCan, respectivamente). Estas dos líneas de ayuda -recuerdan desde el Ministerio- permiten que Canarias supere el 25% de generación eléctrica renovable, mientras que las del Plan Islas aumentarán ese porcentaje hasta el 35%: «por tanto, con los programas de ayudas puestos en marcha por el Gobierno de España se habrá duplicado la penetración renovable en Canarias desde 2020».

Más que triplicando la penetración de la energía limpia en el sistema eléctrico canario
Para poder alcanzar el objetivo de descarbonización de la economía en Canarias será necesario un importante desarrollo de las renovables, de manera que en 2030 puedan contribuir en un 62% al sector eléctrico, según prevé el PTECan, frente al 17,5% que representaba en 2020.

Teresa Ribera: “la Estrategia dará un impulso extraordinario en el ámbito de la transición energética a las Islas Canarias, acelerando el proceso y diversificando y renovando el parque de generación hacia las energías renovables, a la par que se refuerza la seguridad y la robustez del sistema, se genera empleo, se reducen los costes para la Administración pública y se incrementa el uso eficiente de los recursos”

El Ministerio describe el «contexto singular» en el que se enmarca el archipiélago
«Las Islas Canarias cuentan con unos sistemas eléctricos pequeños y difíciles de interconectar -sólo lo están Fuerteventura y Lanzarote-, con un parque de generación poco diversificado y envejecido. Dependen mayoritariamente de la importación de combustibles fósiles y la participación de las energías renovables es muy inferior al del resto del país»

«No obstante, el Archipiélago cuenta con unas excelentes condiciones climáticas y recursos renovables, cuyo aprovechamiento en el sector energético permitiría reducir de forma considerable su actual dependencia fósil. Además, tiene un gran potencial para el despliegue de la eólica marina»

«El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 ya reconoce el contexto singular y prevé la necesidad de avanzar de forma particular en la transición energética en las islas, que pueden actuar como territorios piloto para adelantar soluciones que posteriormente puedan ser trasladadas a otras zonas»

La Estrategia de Energía Sostenible de Canarias nace dentro del marco de las políticas de acción climática y energética del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y el Gobierno de Canarias. Según el Ejecutivo regional, «se trata de un programa de inversiones que dará un impulso definitivo a la reconversión del sector energético de las Islas en los próximos años, para lograr un territorio más sostenible, resiliente y descarbonizado».

Este «ambicioso plan de inversión» -adelanta el Gobierno canario- está alineado con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 y con el futuro Plan de Transición Energética de Canarias. Según el Ejecutivo que preside Ángel Víctor Torres, «este último documento marcará las pautas y directrices en la planificación energética en el Archipiélago para lograr los objetivos marcados en la futura Ley Canaria de Cambio Climático y Transición Energética y alcanzar así la descarbonización de los sectores productivos de las Islas en el horizonte de 2040».

Artículo original de Antonio Barrero F. para Energías-renovables.com